Blog RAVISA

Cabotaje, la nueva opción de transporte marítimo en México


Desde inicios de la humanidad el transporte marítimo ha sido el conducto principal para el desarrollo y crecimiento de economías mundiales y México no es la excepción, con dos salidas marítimas importantes gracias a su posición geográfica, una con el océano Pacífico y otra con el Golfo de México, en total más de 11 mil kilómetros de costas que nos permiten conectarnos con los diferentes puertos nacionales de una forma segura y eficaz.

El cabotaje consiste en el transporte de personas, mercancías o equipajes entre diversos lugares del territorio de un estado y operando a través de una empresa de transporte extranjera. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes lo define como: Navegación costera. Cuando solo se atienden embarcaciones, personas y bienes en navegación, entre puertos, terminales y marinas nacionales. Tráfico marítimo de carga y de personas entre puertos de distintos países.


Etimológicamente “cabotaje” proviene del vocablo francés «caboter» y significa navegar de cabo en cabo.

Originalmente este término únicamente se usaba en cuestiones marítimas, sin embargo, actualmente se aplica también al transporte terrestre y al transporte aéreo.

  • Cabotaje terrestre: Servicio de transporte terrestre de mercancías por carretera en el interior de un Estado por parte de un transportista con sede o residencia en otro Estado.

  • Cabotaje aéreo: La diferencia entre éste y un vuelo internacional, es que éste último no requiere trámites adicionales de aduana y migraciones.

Ahora que ya entendimos a qué se refiere el cabotaje, hablaremos de los beneficios que representan. Cabe recordar que debido a que no estaban todavía desarrolladas las autopistas, en la primera mitad del siglo XX era el medio de transporte predilecto.


La nueva visión sobre “carreteras del mar” que promueven un impulso a la navegación de cabotaje.

  • Probabilidades de renegociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte, ahora T-MEC, que a su vez se traduce a una nueva opción para los importadores y exportadores de los países involucrados.

  • Podría romper paradigmas logísticos, haciéndola más competitiva.


Sin embargo y, considerando que es una modalidad relativamente “nueva” al menos en el ámbito comercial, encontramos diferentes obstáculos, tales como:

  • Muelles insuficientes e infraestructura adecuada en los ya existentes.

  • Sobre-rregulación en el transporte pues no existen modificaciones de los lineamientos de operación del cabotaje para un libre tránsito de las mercancías a nivel nacional.

  • Largos procedimientos para trámites que, en su logística, provocan costos extra.

  • Precarización del financiamiento destinado al sector marítimo.

  • Corrupción e inseguridad.

  • Competencia entre los modos de transporte, en lugar de ser vistos como complemento.

Si bien son varios los obstáculos que enfrenta el cabotaje, también son varios los beneficios que nos motivan a crear soluciones a todos ellos y hacer del cabotaje una verdadera oportunidad para el comercio internacional.

Si estás interesado en servicios aduanales y/o logísticos visita nuestro sitio web www.ravisa.com y ponte en contacto con nosotros. Somos tu aliado en comercio exterior.







25 visualizaciones0 comentarios