top of page
Buscar

Envase y embalaje, ¿cuál es su importancia?

Envase y embalaje, ¿cuál es su importancia?


En el proceso de comercialización y transportación de productos contiene varias “etapas”, desde el proceso legal hasta la entrega de los mismos, cada uno de estos pasos es igual de importante, sin embargo, una de las más delicadas (por el proceso que implica) es la etapa de envase y embalaje, pues su función primordial es la de garantizar una llegada segura del producto a su consumidor o destinatario, pues no es sino hasta que está en sus manos que el ciclo de vida del producto es completado.

Antes de continuar, es importante dejar en claro cuál es la diferencia entre tres definiciones que, si bien tienen que ver, también distan mucho la una de la otra y se tienen que tomar en cuenta:

Envase: Contiene el producto, protege y conserva, quizá su función más importante es la de distinguir al producto de sus competidores y de cualquier otro producto.

Empaque: Protege al producto o al envase para preservarlo y facilitar su entrega.

Embalaje: Recipiente que agrupará o contendrá los empaques, envases y productos, con el propósito de facilitar su manejo, almacenamiento, transporte y distribución.

Una vez teniendo claro cuál es la función de cada uno de ellos, podemos comprender la importancia que individualmente tienen en el proceso de distribución porque es justo en esta etapa en donde se pueden encontrar más problemáticas en la transportación, tales como daños, robo, extravío, humedad, factor clima.

Es de suma importancia que el exportador clasifique su mercancía para que entonces se pueda determinar tanto el embalaje como el transporte. A continuación te mencionamos los principales tipos de carga:

Carga general o normal: No requiere tratamiento especial.

Carga perecible: Todo tipo de alimento que no sea enlatado (frutas, carnes, verduras, etc.)

Carga frágil: Mercancía que se rompa o sufra daño físico fácilmente (cerámica, vidrio, electrónicos)

Carga peligrosa: Mercancía que al no tener un trato adecuado, pueda dañar la integridad física (químicas, armas, explosivos, etc.)

Carga valorada: Productos de alto valor histórico o económico (joyas, artesanías, piedras preciosas, etc.)

Te damos algunas recomendaciones básicas para este tipo de cargas y más:

Toma en cuenta el tipo de producto para elegir material y diseño del empaque, también considera las condiciones ambientales, la resistencia, etiquetado, tarifas de flete y regulaciones gubernamentales.

Coloca apropiadamente el producto dentro del contenedor para evitar que se lastime durante la transportación.

Seleccionar tamaño y estilo de tarima adecuados.

Controlar el peso apropiado de los contenedores, aun cuando quede espacio disponible, no es recomendable que exista una sobrecarga. Las cajas semi vacías son susceptibles a desarmarse y las demasiado llenas a explotar.

Embalar líquidos en contenedores antigoteo acompañados de un material interno ligero y fuerte como la espuma de polietileno y deberán ir sellados con una bolsa de plástico.

Deben contener la información necesaria para que el transportista conozca su correcto manejo; así como señales de advertencia, en caso de ser necesarias.

Por seguridad, y para evitar robos, no se recomienda poner marcas comerciales ni descripción del producto, es recomendable utilizar cintas y sellos de seguridad para evitar el hurtos de unidades.

Si bien, lo principal que se busca en cuanto al embalaje es el cuidado de la mercancía, también es primordial pensar en el impacto que éste traerá al medio ambiente, pues todo, absolutamente todo, tiene repercusión directa en esta y las generaciones venideras y, con base en esto, algunos países tienen sus propios regímenes, pero siempre es importante seguir las consideraciones ecológicas por el bien de nuestro planeta.

Si quieres más información sobre todos los procesos aduanales, visita nuestro sitio web, estaremos encantados de ayudarte.

27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Los 5 retos
bottom of page